Ir al contenido principal

Lamento Eroico (parte 1)

Decidí hacer esta crónica en dos partes para no tener un solo post curiosamente largo. Mañana postearé la segunda parte. El título está en italiano.

De camino hacia el Dragonship, Rose lee nuevamente el pergamino de la Leyenda de la Espada Esmeralda, con lo que empezó todo esto, pero que Loriel no había escuchado.

El navío zarpaba hacia Algalord, en la misión de emboscar a los enemigos por los flancos, según órdenes de Harold el Valiente. Y así casi lo lograron, pero justo antes de terminar el movimiento estratégico, las anclas del Dragonship se bajaron misteriosamente y abordo apareció la oscura trinidad de Akron, la Reina del Anochecer y Dargor. El Príncipe de la Montaña Negra no lucía como aliado ni actuaba como tal, y tras herir gravemente a Eric dejándolo sangrar sobre la cubierta de su nave, fue castigado por la filosa habilidad de Arwald, quien con suma precisión cercenó el brazo izquierdo de quien una vez ocupara el trono de las Hadas Contentas por su traición. El guerrero Sin Nombre azotaba con su fuerza divina una y otra vez a Akron, causante de la agonía de sus pueblos, rasgando su armadura y acercando la gloriosa victoria perpetua. Al mismo tiempo, la vida de los propios heraldos pendía de un hilo y la muerte solo era aletargada por los esfuerzos continuos de Loriel, cuya intercesión con los poderes más altos les otorgaba a los heraldos la fuerza y resistencia necesaria para sobrellevar el combate. La Reina del Anochecer tenía mil trucos que requirieron de la astucia de los heraldos para disipar. Y en el momento de la verdad, Akron procura una retirada estratégica desapareciendo pero dejando sus otros dos familiares a cargo de la pelea.

Finalmente al llegar a la Reina, el guerrero del hielo Baru pudo abalanzarse sobre su cuerpo tirándola por la borda y asfixiándola. Pronto surgió una explosión del agua y todos volaron en distintas direcciones mientras en la cubierta, Dargor y el renovado Eric gracias a los poderes celestiales de Loriel, aún combatían en el nido del cuervo. La Reina sube a bordo nuevamente para enfrentarse con Rose, invocando a un aspecto de su amante, el dios Kron.

Arwald, quien fue rescatado por su fiel dragón, ascendió hasta el navío para inmolar su cuerpo una vez más dejando el barco hecho polvo. Lamentablemente, ni siquiera su sacrificio pudo evitar lo que iba a suceder luego. Los heraldos y el ejército aliado habrían de ser derrotados por las fuerzas del Señor Oscuro Akron.

El mar estaba rojo, cubierto por las llamas de Arwald, que era lo único recuerdo que quedaba de él y los heraldos de Onira. El ejército miraba atónito su esperanza siendo destruida por las manos de Akron y su nefasta familia. Sin el Dragonship, pronto los otros navíos cayeron. Y sin los heraldos, pronto la moral del ejército aliado cedió y fue cuestión de tiempo para que Algalord fuera sitiada.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Frases de Star Wars y sus (imprecisas) traducciones

Hay varias diferencias interesantes entre las versiones en inglés, español ibérico y español latino de la Guerra de las Galaxias. Entre ellas está el nombre de R2-D2, que pronuncian erre dos, de dos (o sólo erre dos para abreviar) enla versión española, pero arturito en la versión latina. Pero quizás más importante son las frases inmortales de la saga, cuyas traducciones pudieron ser más precisas.

CASO 1: Una cuestión de fe

La frase es de Darth Vader en Una nueva esperanza.

Original: “I find your lack of faith disturbing.” (alrededor del minuto 1:30)

Versión española: "Su carencia de fe resulta molesta."

Versión latina: "Su falta de fe resulta molesta." (alrededor del minuto 7:30)
Carencia no es una palabra que, almenos en América, utilizamos a menudo con la palabra fe.

Mi versión: "Su falta de fe me resulta perturbadora."
Mi problema con las versiones anteriores es que se pierde el hecho de que a quien resulta molesta la falta de fe es a Darth Vader específic…

Magia Naturalis, o cómo los druidas clasifican su magia

Habíamos hablado ya sobre la magia divina por lo que no se puede discriminar otro tipo de magia muy común que no es ni de origen arcano ni celestial; la magia de los druidas.
Como dijimos en la anterior discusión, lo que es bueno para los brujos en términos de catalogar sus conjuros no es bueno para los clérigos y paladines. De esta forma, lo que es bueno para unos no lo es para otros. Y los druidas, quienes son estudiosos de la naturaleza y otras materias, poseen un sistema propio para agrupar los efectos extraordinarios que con sus rituales paganos tienen el poder y la potestad de originar. 
La técnica de los brujos, clérigos y los sortílegos difiere ante la de los druidas en tanto que los primeros utilizan tomos con instrucciones de órdenes semánticos, verbales y materiales, los segundos utilizan oraciones y libaciones, y los terceros utilizan nada más que su propia volición y sangre. Pero los druidas utilizan su profundo conocimiento para analizar la existencia misma de la natural…

Combate social usando las mismas reglas del combate físico

Tenía esperanzas de que en el libro Ultimate Intrigue viniera algún sistema de combate social tan sofisticado como el combate físico. Sin embargo, no fue así. Por lo tanto, me he dado a la tarea de pensar en algunas ideas que puedan ojalá mejorar los combates sociales, ya sea de D&D, Pathfinder u otros juegos de rol, utilizando las mecánicas ya existentes de dicho sistema cuando sea posible.
La idea detrás de este concepto es que un combate social no debe ser mecánicamente (muy) diferente de un combate físico. En 4a edición de D&D existían los skill challenges que algunos sagazmente utilizaron para hacer desafíos sociales. No obstante, un desafío de estos solo basa el éxito en completar cierto número de tiradas. Un combate debería ser algo un poco más complejo.
Echemos un vistazo a cómo funciona un combate normal: el personaje hace una tirada (ataca) y si tiene éxito hace una cantidad de daño. Cuando un personaje haya recibido daño en exceso de sus puntos de vida, el personaje…