miércoles, 7 de abril de 2010

La moral es objetiva, no subjetiva



Siempre he pensado que la moral es algo universal, un hecho indiscutible, parte de la naturaleza. Pero es una premisa tan extraña que me ha sido difícil probarla o siquiera justificarla para mí mismo. Y justo cuando me había rendido para pensar que talvez sí, el bien y el mal son cosas subjetivas de cada quien, viene esta excelsa charla. Este mae está iluminado.

Ciertamente, los conceptos del bien y del mal no deberían juzgarse subjetivamente, con opiniones. Una persona considera esto bueno, otra considera lo mismo malo. Definitivamente no hacemos esto con la ciencia. Yo no digo, "me parece que este animal es un mamífero" y un colega refuta "bueno, en mi opinión es ovíparo". Deberíamos evolucionar a un modelo en que, sobre la moral se hable no de bien y de mal, sino de verdad y mentira, de acertado y falso, como lo es en las demás ramas de la ciencia. Basándonos en lo que es científicamente probable mejor para el bienestar del ser humano, desde el punto de vista de ciencias como la psicología, la sociología y la medicina. Si golpear a un hijo es, desde el punto de vista médico, algo que va a ser perjudicial para el salud del infante, no es algo que se deba considerar como "bueno" o "malo" sino, simplemente un hecho, una realidad que se sabe y ha sido comprobada científicamente.

Ahora, creo que se necesita algo más allá que tomar situaciones y etiquetarlas como correctas o incorrectas. Como en el ajedrez, siguiendo el ejemplo del orador, usted no puede decir que perder a la reina es algo "malo". Lo que más importa es la finalidad, ganar el juego, lograr un jaque mate. El decir que perder a la reina no es recomendable en la mayoría de los casos porque va en contra del objetivo del juego, es algo más acertado. Decir que golpear a un niño no es recomendable en la mayoría de los casos porque va en contra del objetivo de la educación y la crianza, y la sociedad humana, es algo acertado. No golpear a un niño es "malo".

Es una moralidad educada, con un objetivo, que es el florecimiento de la especie humana. La evolución del ser humano. Y la moral es el patito que se ha quedado atrás en la evolución humana, quizá por considerarlo como algo subjetivo. Si empezamos a tratarlo como una ciencia, podríamos incluso llevarlo al nivel de evolución que hemos alcanzado con la ciencia. Y seremos tan conscientes de la moral como de la naturaleza que nos rodea.
Publicar un comentario en la entrada