Ir al contenido principal

Análisis de Evangelion: (No) eres un héroe

Esta es mi interpretación de Evangelion tras volverla a ver desde su lanzamiento original.


Parte 1: Protagonismo

Shinji es una especie muy interesante de antihéroe. Normalmente, pensamos en un antihéroe como un héroe con características de villano. Pero en Evangelion, este no es el caso. Su protagonista es un héroe con características de no héroe. Es una persona poco excepcional que además carece de capacidades mentales, físicas, emocionales y sociales para ser alguien en la vida, mucho menos un héroe. Shinji es una persona en desarrollo que aún no sabe qué hacer con su vida y está en un estado perenne de confusión. Otros “niños” que tienen una mejor motivación y actitud para ser héroes, como Touji y Kensuke simplemente no son “los elegidos” para ser el protagonista y, el destino está en su contra. Incluso los adultos están plagados por deficiencias similares a las de Shinji (Misato confiesa no ser diferente de él), con la única diferencia que ellos son mejores disimulando. Son, en efecto, antiadultos. La línea entre niños y adultos es difusa cuando los adultos también tienen inseguridades y miedos. Algunos de ellos, como Kaji, aprenden a lidiar con ellos y se convierten incomprensibles para los niños.

La serie además hace un buen trabajo representando diferentes tipos de trastornos mentales que van desde estrés post traumático, trastorno de identidad disociativo y depresión. Asuka es interesante porque tiene la personalidad opuesta. Tiene independencia y liderazgo. Talvez en exceso. Pero al igual que Shinji tiene baja autoestima. Por lo que la historia de fracasos, culpa y buscar el reconocimiento de los demás se repite con ella.

En los primeros episodios, Evangelion sobresale en la manera en que representa y describe la ansiedad e inseguridad de un adolescente. Muestra fracasos, situaciones ridículas que representan los miedos ridículos propios de la ansiedad así como situaciones mundanas que requieren cantidades excepcionales de voluntad para llevarse a cabo, y que a veces terminan en inacción. Por ejemplo, cada vez que Shinji pilotea el Eva, cuando visita la casa de Rei, cuando entra por primera vez a la casa de Misato y cuando (no) toma el tren, respectivamente. Adicionalmente, la serie hace uso de silencios incómodos que transmiten la ansiedad social que Shinji experimenta. Para hacer las cosas peores, las personas a su alrededor reaccionan de manera negativa, gritándole o ignorándolo, lo que ultimadamente lleva al adolescente de 14 años a una espiral depresiva.

Parte 2: Luz contra oscuridad

La misma atención a los detalles se presta para describir como es factible un cañón de positrones o la burocracia detrás de autorizar una medida de emergencia por ejemplo, haciendo que las escenas se sientan creíbles y fundamentadas en la lógica. Al mismo tiempo, se siembran conspiraciones y misterios que cada vez se hacen más grandes y oscuros. Con esto Evangelion representa la ciencia o la luz, que es el don que tienen los seres humanos, en contraposición al alma inmortal que poseen los ángeles, un misterio que permanece en la oscuridad.

Estos temas se profundizan a partir del episodio 15 cuando los misterios del “alma” empiezan a explorarse. Tanto Shinji como Asuka buscan reconocimiento y temen el rechazo de una figura paterna que los abandonó. Se enfrentan a dilemas morales. Shinji (el hombre) finalmente madura, cuestiona a su padre (dios) y lo abandona. Al mismo tiempo, el Eva-01 (un “prototipo de un dios”) se libera de "las cadenas del humano" dando paso al “nacimiento de un dios” (como lo pone Seele en el ep. 21). Esto lleva al protagonista a replantear su identidad, moral y existencia, y las del mundo que lo rodea. Algo que muchas personas experimentan tras abandonar a su dios y/o convertirse en su propio dios. En otras palabras, a aprender a tomar responsabilidad de sus propios actos en vez de solo seguir órdenes y culpar a los demás. Esta es la cúspide de la ciencia (la semilla del conocimiento) en Evangelion. Como lo pone Ritsuko en ep. 23, los humanos crearon a un dios (Adán) y de él crearon a los evas. En efecto, a través de la ciencia se convirtieron en sus propios dioses, dadores y creadores de vida.

Kaworu es un clon de Adán, o sea, un dios creado por el hombre. Un hijo de dios. Un dios y un humano al mismo tiempo. Alguien con simpatía suficiente por los humanos para sacrificarse por ellos. Kaworu se sacrifica para salvar a la humanidad pidiendo a Shinji (el hombre) que mate al dios (Kaworu). De esto mi interpretación es que dios (Adán) y la ciencia (Lilith) son incompatibles y no pueden convivir en el mundo. Su contacto provocaría el Tercer Impacto, en otras palabras el fin del mundo.

Parte 3: Instrumentalidad contra individualidad

Asuka en un momento de debilidad es contaminada por Arael al son de un aleluya. No es la primera vez que un ángel trata de socavar la psique humana pero este es el ejemplo más explícito. El ángel incluso trata de definir la identidad de Asuka en contra de su voluntad por medio de repetición y fuerza bruta haciéndola sentir culpa por lo que es. Asuka opone resistencia diciendo que ella "vivirá a su manera". Su fracaso la sume en una depresión similar a la que pasó Shinji y al estado natural de Rei: querer dejar de existir porque existen solo por y para los demás. Son instrumentos.

Algo más que los ángeles intentan hacer en varias ocasiones, por ejemplo Leliel cuando contacta a Shinji y Armisael con Rei, es unirse con el huésped en uno solo y querer unir a varias personas en una sola destruyendo al individuo, similar a lo que Nerv llama “instrumentalización humana” que es su fin y proyecto principal. Debido a que los ángeles se comunican con los pilotos a través de sus propias psiques, es difícil saber si este deseo de unificación entre humanos origina en el ángel o el piloto. Sin embargo, los ángeles no parecen tener noción de lo que significa la soledad. Por otro lado, este deseo puede verse simplemente como un anhelo reprimido en Shinji de una figura materna y su contraposición en Rei, proveniente de remanentes de la psique de Yui Ikari.

Finalmente, Shinji entiende que todos estamos conectados y que la realidad depende de cómo él la perciba. Entiende que él puede ser algo más que un piloto, más que un fracaso. Su destino no está escrito en piedra. Y aunque sea doloroso, él tiene el poder de crear su propio destino. Entiende que él es quien define su propia realidad en última instancia y no los demás. Que no es un instrumento.

En el final alternativo de la película, Shinji no consigue esta iluminación y en su lugar se retrae a la misma depresión e inacción que sufría al principio de la serie. En vez de eso, tenemos la emancipación de Asuka. Pero ese es el final “triste”, así que eso no dura mucho. Pero incluso en este final alternativo hay esperanza. Al final, Shinji logra separarse del mar de LCL y formar un ser individual. Inmediatamente surge el dolor.

El Final de Evangelion representa con esto la paradoja de la existencia y el valor de la individualidad a pesar del dolor, pues la alternativa es ser un instrumento y nadar en un mar de LCL que es como no existir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Frases de Star Wars y sus (imprecisas) traducciones

Hay varias diferencias interesantes entre las versiones en inglés, español ibérico y español latino de la Guerra de las Galaxias. Entre ellas está el nombre de R2-D2, que pronuncian erre dos, de dos (o sólo erre dos para abreviar) enla versión española, pero arturito en la versión latina. Pero quizás más importante son las frases inmortales de la saga, cuyas traducciones pudieron ser más precisas.

CASO 1: Una cuestión de fe

La frase es de Darth Vader en Una nueva esperanza.

Original: “I find your lack of faith disturbing.” (alrededor del minuto 1:30)

Versión española: "Su carencia de fe resulta molesta."

Versión latina: "Su falta de fe resulta molesta." (alrededor del minuto 7:30)
Carencia no es una palabra que, almenos en América, utilizamos a menudo con la palabra fe.

Mi versión: "Su falta de fe me resulta perturbadora."
Mi problema con las versiones anteriores es que se pierde el hecho de que a quien resulta molesta la falta de fe es a Darth Vader específic…

Pathfinder vs D&D: puntos de experiencia

Los puntos de experiencia son un engranaje importante en el motor de juego de D&D y Pathfinder. La matemática detrás de la experiencia es lo que determina la velocidad del juego. Tanto es así que Pathfinder tiene tres marchas: rápido, lento y mediano, con cifras que sobrepasan los cinco millones (!). En D&D, los números son un tanto más amables, con un máximo de 355 mil. En 3.5 los números no pasaban de 190,000.

¿Pero cómo se compara la velocidad de juego entre Pathfinder y la última edición de D&D?


En D&D, resulta muy interesante calcular cuántos encuentros de un CR igual al nivel del personaje son necesarios de derrotar para subir de nivel pues no es tan uniforme como en Pathfinder. Vemos que en D&D los primeros dos niveles se suben rápido, pero sigue luego una pendiente lenta en los niveles medios y más tarde finalmente logra cierta estabilidad. Puedo entender por qué querer que los primeros niveles sean más rápidos, pero ¿por qué decidieron que fuera más difíci…

¿Cuánto pesa realmente el martillo de Thor y qué pasaría si Hulk intentara levantarlo?

No he visto evidencia de que Hulk haya levantado a Mjolnir realmente. En las ocasiones cuando lo ha hecho, es un sueño, Mjolnir está desprovisto de sus poderes, o lo que ha sujetado es la mano de Thor sosteniendo el martillo y no el martillo en sí.

También estoy consciente de que lo ha intentado en algunas ocasiones sin éxito, por unos segundos. ¿Pero qué pasaría si en realidad lo intentara, con toda su fuerza? ¿Y cuánta fuerza requeriría?

Thor El Deities and Demigods dice que Mjolnir pesa aproximadamente 2 toneladas y que requiere de fuerza 92 para poderse levantar (digno o no). Esto es simplemente un cálculo erróneo pues un personaje con fuerza 33 ya puede levantar 2 toneladas. ¿Es entonces Mjolnir más pesado que eso? Un personaje con fuerza 92 puede en realidad levantar 7 toneladas, ¿es esto lo que pesa el martillo o, como dice Neil deGrasse Tyson, 300 mil millones de elefantes? Si fuera esta última, Thor jamás podría levantarlo. No obstante, Thor es bastante fuerte para su tamaño. Pu…