martes, 9 de septiembre de 2014

Localidades de Onira: Koshu

Koshu es una pequeña aldea en las faldas del reino de los enanos que sirve de hogar a varios clanes de monjes, ninjas y samuráis, donde conviven diversas razas de hadas, entre ellas: kitsune, kenku (tengu), neko (catfolk), sílfides, oréades, ondinas, nagaji, suli y vanara, entre otras.

Por ser un lugar tan apartado y pacífico, es el lugar ideal para la práctica de artes marciales y las tradiciones de diversos estilos de combate han surgido en Koshu a lo largo de los años y más tarde han sido adoptados en otros sitios, como lo es el singular estilo de esgrima con katana que es normativo para los paladines en el Palacio Radiante, o las tácticas de espionaje utilizadas por el Palacio Sombrío.

El acceso a Koshu no es fácil, se dice que para quien quiere ser entrenado en Koshu, su primer prueba es llegar a Koshu. Es el sueño de muchos practicantes de artes marciales encontrar un maestro en esta aldea, pero la mayoría fallan en siquiera hallar el lugar o escalar la enorme y lisa pared vertical en la que se encuentra el asentamiento, algunos incluso mueren en el intento.

Koshu está conectado a Vulcan por medio de la Caverna Aliento de Dragón, una caverna que contiene un mar subterráneo con una extensión de casi 20,000 metros cuadrados y una profundidad desconocida. El mar es habitado por un extraño monstruo gigante conocido sólo como “el rey de los monstruos”. Su ira es aplacada con dulces canciones acompañadas de música de laúd todos los días por un grupo de geishas entrenadas que han cumplido con esa tradición diariamente por cientos de años. Se dice que si algún día fallaran en interpretar su canción, el rey de los monstruos rugiría con furia y destruiría Koshu.
Publicar un comentario en la entrada