Ir al contenido principal

La horrible, horrible libertad

Hoy leí este interesante comentario por Hermann Heilner Haller en el tema de los derechos de los animales:

“A menudo pensamos que si algo nos beneficia a nosotros como humanos, también beneficia al resto de animales, lo que resulta en antropomorfizarlos, por lo cual debemos recurrir a la ciencia en vez de a nuestras creencias para resolver el problema de qué quieren. (una de nuestras creencias es que no quieren ser explotados pues trasladamos nuestros deseos y se los ponemos al resto como si también ellos los tuvieran, ahí creo que ya hay una falla en ver a la explotación como problema en animales, en trasladar esto de humanos a animales, creer que lo que no queremos para nosotros también es rechazable verlo en los animales sin tener en cuenta qué quieren y qué ha hallado la ciencia ante esta pregunta). Se muestra el ejemplo de las vacas que se les da a elegir entre comer pienso en un lugar cerrado y administrado por sus explotadores, y salir libres a comer a pasto lejos de sus explotadores, y elegían ir a comer lo que le ofrecían sus explotadores el doble de las veces, por lo que se podría deducir que en ese solo aspecto de la vida (la alimentación) las vacas prefieren continuar con el sistema de explotación que con su liberación (del mismo modo en el que un niño de 9 años prefiere en general vivir bajo la explotación de sus padres que vivir en libertad sin tener que cumplir las demandandas de ellos, y del mismo modo en que muchas mujeres han preferido ser criadas de familias adineradas que dejar de ser explotadas por dichas familias, pues se les da algo a cambio que les beneficia). De este modo parece que se halló qué quieren las vacas y que además dieron su consentimiento para seguir en las condiciones de explotación bienestarista en ese aspecto de su vida.”

Mi primera impresión fue que era un buen argumento en contra de los derechos de los animales, algo raro de ver y por ende interesante, pero decidí examinarlo más de cerca.

Lo cierto es que un negro durante la esclavitud igualmente preferiría seguir siendo explotado (los que lucharon por su libertad fueron la excepción no la regla), y las mujeres agredidas a menudo prefieren seguir en el círculo vicioso (más bien espiral de la muerte) de la agresión que la horrible, horrible libertad. ¿Por qué esperar de un animal bovino lo que ya se ha comprobado que no podemos esperar de un primate de la especie homo sapiens? Concluir de estas observaciones que las vacas desean ser explotadas es como concluir de las observaciones sociales sobre agresión que las mujeres desean ser agredidas. Está de más decir que esto es absurdo. La agresión y la explotación sigue siendo inmoral.

¿Podemos utilizar la ciencia para determinar qué quiere un animal, incluso uno humano? ¿Es lo que quiere alguien, en realidad, la pregunta para fundamentar sus derechos? ¿No sentir dolor, no ser explotados, no ser esclavizados ni torturados, ser tratados con respeto, son estos nuestros deseos, deseos que pertenecen a la especie homo sapiens, quién decidió que estos son nuestros deseos y no los deseos de todo ser consciente? ¿En qué momento antropomorfizamos a un animal, es cuando aceptamos que tienen sentimientos, cuando aceptamos que sienten dolor, son estas condiciones antropomórficas, esto es, del hombre exclusivamente? Está de más decir que esto, también, es absurdo.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Frases de Star Wars y sus (imprecisas) traducciones

Hay varias diferencias interesantes entre las versiones en inglés, español ibérico y español latino de la Guerra de las Galaxias. Entre ellas está el nombre de R2-D2, que pronuncian erre dos, de dos (o sólo erre dos para abreviar) enla versión española, pero arturito en la versión latina. Pero quizás más importante son las frases inmortales de la saga, cuyas traducciones pudieron ser más precisas.

CASO 1: Una cuestión de fe

La frase es de Darth Vader en Una nueva esperanza.

Original: “I find your lack of faith disturbing.” (alrededor del minuto 1:30)

Versión española: "Su carencia de fe resulta molesta."

Versión latina: "Su falta de fe resulta molesta." (alrededor del minuto 7:30)
Carencia no es una palabra que, almenos en América, utilizamos a menudo con la palabra fe.

Mi versión: "Su falta de fe me resulta perturbadora."
Mi problema con las versiones anteriores es que se pierde el hecho de que a quien resulta molesta la falta de fe es a Darth Vader específic…

Magia Naturalis, o cómo los druidas clasifican su magia

Habíamos hablado ya sobre la magia divina por lo que no se puede discriminar otro tipo de magia muy común que no es ni de origen arcano ni celestial; la magia de los druidas.
Como dijimos en la anterior discusión, lo que es bueno para los brujos en términos de catalogar sus conjuros no es bueno para los clérigos y paladines. De esta forma, lo que es bueno para unos no lo es para otros. Y los druidas, quienes son estudiosos de la naturaleza y otras materias, poseen un sistema propio para agrupar los efectos extraordinarios que con sus rituales paganos tienen el poder y la potestad de originar. 
La técnica de los brujos, clérigos y los sortílegos difiere ante la de los druidas en tanto que los primeros utilizan tomos con instrucciones de órdenes semánticos, verbales y materiales, los segundos utilizan oraciones y libaciones, y los terceros utilizan nada más que su propia volición y sangre. Pero los druidas utilizan su profundo conocimiento para analizar la existencia misma de la natural…

Combate social usando las mismas reglas del combate físico

Tenía esperanzas de que en el libro Ultimate Intrigue viniera algún sistema de combate social tan sofisticado como el combate físico. Sin embargo, no fue así. Por lo tanto, me he dado a la tarea de pensar en algunas ideas que puedan ojalá mejorar los combates sociales, ya sea de D&D, Pathfinder u otros juegos de rol, utilizando las mecánicas ya existentes de dicho sistema cuando sea posible.
La idea detrás de este concepto es que un combate social no debe ser mecánicamente (muy) diferente de un combate físico. En 4a edición de D&D existían los skill challenges que algunos sagazmente utilizaron para hacer desafíos sociales. No obstante, un desafío de estos solo basa el éxito en completar cierto número de tiradas. Un combate debería ser algo un poco más complejo.
Echemos un vistazo a cómo funciona un combate normal: el personaje hace una tirada (ataca) y si tiene éxito hace una cantidad de daño. Cuando un personaje haya recibido daño en exceso de sus puntos de vida, el personaje…