sábado, 24 de mayo de 2014

Diferencias de Onira con el Dragon Empires Gazzetteer


Tras leer esta expansión de Pathfinder a su escenario de campaña de Golarion, no pude evitar pensar en cuán diferente es Onira y cuán distinto es mi enfoque hacia los elementos orientales en mi escenario de campaña.

No existe un "continente oriental" en Onira. Los elementos inspirados en las mitologías y culturas asiáticas se mezclan en armonía con el resto. No hay una serie de islas con nombres que suenen japoneses ni un continente con cultura china y otro con cultura que parezca coreana.

Hay sumaráis en Silvaria, en la misma Corte Radiante de las hadas. La Corte cuenta con su propia Orden Radiante, un ejército de caballeros élficos con altos ideales de justicia que blanden katanas y montan unicornios. La katana es una antigua arma exclusiva de la Orden Radiante, que inventaron los elfos para proteger a las hadas. La Orden tiene un estricto código de honor y no admiten ninguna otra raza. Los elfos juraron ser los protectores de las hadas durante las guerras feéricas.

Los dragones imperiales coexisten con los cromáticos y los metálicos en la Tierra de los Dragones. Los oni vagan la Tierra Oscura junto a los diablos y los demonios. A la yuki-no-onna se le ha visto entre yetis.

Los kitsune son una raza de cambiaformas humanoides que habita en el continente de Silvaria. Su forma natural es la de zorros antropomórficos de pelaje rojizo. Aunque tienen reputación de embusteros, muchos hombres-zorro son protectores, guardianes fieles y amigos leales. Los kitsune en Onira tienden a ser samurais, sorcerers, ninjas y bardos. Entre más colas tenga un kitsune (pueden tener hasta nueve) más viejo y sabio es. Un kitsune sorcerer no necesita el feat Magical Tail para ganar colas, solo basta con que aprenda los hechizos relacionados a las colas. Cuando un kitsune gana su novena cola, su pelaje se vuelve dorado. Los kitsune que habitan en la Corte Sombría (entre duergars y elfos sombríos) son conocidos como nogitsune, su pelaje es negro o blanco, a diferencia de los kitsune y poseen obscuring mist como spell-like ability en lugar de dancing lights.

Esto que hace Pathfinder con Dragon Empires ya lo hizo Forgotten Realms con Kara-Tur, un mundo ficticio que es demasiado parecido al mundo real y que divide lo oriental de lo occidental. Siempre me gustó más Rokugan por ser más original en este sentido. Onira no es todo oriental ni todo occidental, es un poco de todo y siempre hay campo para tejer más mitologías y culturas en su lienzo.
Publicar un comentario en la entrada