jueves, 20 de mayo de 2010

Robin Hook (spoilers)

Sinceramente no esperaba tanto de esta película. Es excelente de verdad. Lo mejor de todo es la trama, tiene un enganche muy creativo en el que un personaje (Sir Robert Loxley) pide la misión de devolver un objeto de gran valor (la espada) que tomó sin permiso de su padre. La espada básicamente es parte del botín de un encuentro fortuito con el que se topa el grupo de Longstride. Convirtieron loot sin importancia en un hook muy importante. Para hacerlo mejor, luego hay oposición. Longstride se resiste al enganche diciendo que él no sabe lo que es tener un padre, por ende no tiene razón de tomar esta misión. Es un personaje sin familia, algo muy común en juegos de rol.

Pero en este caso, como el personaje no tiene familia, se le da una. Lo que es una gran idea también. Con la espada, en medio de una típica escena de taberna sin importancia mayor, Longstride encuentra la segunda parte del enganche: unas palabras incomprensibles en el mango de la espada que le traen recuerdos. Misterios del pasado: ahora si hay algo que le interesa al personaje develar y con lo que finalmente cae en la misión. También está el lado moral, que desafortunadamente es algo que no explotan en la película (tampoco es perfecta). Creo que parte de lo que impulsa al protagonista a aceptar la misión es su alineamiento (un rufián Lawful Good). El siente que ha recibido mucho y no ha dado nada a cambio, quizás en su mente lo comparó con el Rey de Inglaterra, quien recibía mucho de su pueblo pero nunca les daba nada a cambio. Nada de este discurso se menciona siquiera en la película, lo que es una lástima pues la hubiera hecho perfecta. Si hay algo que una película de Robin Hood tiene que tener, es dilemas morales. Robin Hood es el rufián bueno por excelencia, el ladrón bondadoso, lo que lo hace estar siempre pesando sus acciones pues está balanceándose en delgados hilos de la moral y la ética. Ya que estamos en esto, otra cosa que no me gusto tanto fueron las escenas Robin Hood, ya saben las escenas forzadas en la película para que la gente no se le olvidara que estaba viendo Robin Hood. Literalmente el mae con una capucha (la única vez que sale con una puesta) robándole a los ricos para darle a los pobres, con todos los clichés sobre Robin Hood atiborrados en una escena de 4 minutos y medio. Como diciendo "ya, ahí está, sí es Robin Hood, ven? Ya podemos seguir con la película?" Escenas que perfectamente se pueden quitar y la película aún queda de pie como si nada hubiera pasado. Aunque repito, es una película muy buena a pesar de esto.

Una secuela tiene definitivamente mucho potencial, especialmente si se expugnan de la falta de discursos morales y logran tejer en la trama los elementos que conocemos de los personajes (no solo de Hood).


Better Lucky than Good (o la parte ñoña del post)
El mae quizás con más luck feats después del Capitán Jack Sparrow, Longstride consigue lo que se propone más con la bendición del azar que con habilidad propia--o al menos es lo que proyecta la película. Lo que, lejos de molestarme, es bastante divertido. Hacer un personaje que dependa casi totalmente de la suerte suena muy tentador. Y hey, Robin Hood es el scoundrel por excelencia.

No que Longstride carezca de habilidad por completo. No se puede depender totalmente de la suerte. Claramente tiene habilidad con el arco y la flecha (otro de los cánones asociados con Hood) y con las armas cuerpo a cuerpo. El combate en la escena de la playa dejó claro que Longstride tiene Flick of the Wrist, pero aquí lo interesante fue cómo lo usó: con Unarmed Strike! Nunca se me había ocurrido, quizás porque el nombre del feat lo hace pensar a uno en cuchillos pequeños, pero es completamente aceptable usar los puños (después de todo se consideran armas ligeras). Hasta se podría dispensar del requisito de Quick Draw para el feat, cambiándolo por Improved Unarmed Strike y hacer un tipo de "Flick of the Fist".
Publicar un comentario en la entrada