Ir al contenido principal

Gamesmanship en Magic: el arte de ganar sin tener que jugar bien

Hay dos tipos de jugadores de Magic, los que tienen tiempo y dinero aparentemente infinitos y pueden dedicar sus vidas a jugar “profesionalmente” por el mundo, y los que no. Póngalos en un match a estos dos y va a ganar el primero, porque tiene mejores cartas (y más brillantes) y mucha más práctica que el segundo, que tiene que dedicarle tiempo a otras cosas no relacionadas con juegos de cartas. Póngalos en un match y va a ganar el primero, a menos de que el segundo sepa el arte del Gamesmanship.




El Gamesmanship es un término acuñado por el señor Stephen Potter, autor del libro The Theory and Practice of Gamesmanship: Or the Art of Winning Games Without Actually Cheating. En su libro, el señor Potter describe algunas artimañas de las que se puede valer uno para ganar juegos que de otra manera hubiera perdido, especialmente si se enfrenta a un oponente mejor que uno. El oponente es mejor que uno por las razones explicadas anteriormente; tiene mejores cartas, tiene más práctica, es un tramposo, etc. Pero un gamesman puede lograr tener cierta ventaja sobre el oponente, que no es un gamesman, ventaja que puede equiparar las cosas o, en el mejor de los casos, voltear la tortilla. Así, los consejos del señor Potter pueden ser aplicados para el viejo y conocido TCG de MTG, y su aplicación es conocida como Magicsmanship, un término innovador que ya está recibiendo popularidad y algunos ceños fruncidos.


Antes de empezar, eso sí, debo aclarar algo que el mismo Potter repite varias veces en su libro y como tal, merece el énfasis del caso: un gamesman mantiene en todo momento una actitud cordial y deportiva. En otras palabras, un gamesman nunca hace trampa y nunca se comporta como un imbécil.


Imagen meramente con fines ilustrativos.


Una de las reglas del Gamesmanship es: “Si el oponente utiliza una vestimenta correcta y apropiada para el juego, en el grado en que su vestimenta logre esa función exitosamente, así tanto debe fallar la vestimenta del Gamesman”. A esto se le debe sumar, en el ámbito del Magicsmanship, el uso correcto (o incorrecto) de un playmat de un juego que no sea Magic y de protectores de algún color distrayente o con un estampado poco serio. Lo que me lleva al siguiente punto.


Una gameswoman usa una sutil distracción.


“Este no es mi juego”. Estas son las palabras sabias de cualquier Gamesman que se respete. Un gamesman siempre aparenta estar fuera de su zona de confort. Si está jugando Magic en este caso, lo hace de vez en cuando por diversión, pero no es realmente “su juego”. Su juego es Yugi Oh o Pokemon. Si está jugando Commander, “en realidad lo que yo juego es standard” dice el gamesman y viceversa. El gamesman sabe cómo hacer aparentar que no está tomando este juego en serio, lo que, a su vez, hace que el oponente baje sus defensas. Se le puede recordar de varias maneras al oponente poniendo una criatura “en modo de defensa” a la hora de bloquear o “activando una carta de trampa”.




La técnica principal de un gamesman llamada The Primary Hamper en el manual de Potter consiste en sembrar la duda en la mente del oponente que va rumbo hacia la victoria. La táctica debe ser precedida por al menos tres sugestiones de que el oponente “está jugando bien”, “está volando”, tiene “buena táctica”, estuvo “bien jugado”, etc. Luego cuando baje su próxima bomba usted le dice:
GAMESMAN: Ah sí, qué buena esa carta.
OPONENTE: ¿Sí verdad?
GAMESMAN: Muy efectiva por el costo, letal, buenas habilidades…
OPONENTE: Sí, y buen poder, buena defensa…
GAMESMAN:Sí. Aunque no es tan buena como las otras cartas que ha jugado hasta ahora.
OPONENTE: ¿No? (dudoso) ¿Usted cree? (empieza a darle vueltas al asunto).



Voy a finalizar esta entrada con una táctica conocida como Potter’s Opening, que se originó en el juego de ajedrez, pero es igualmente aplicable en Magic. Se utiliza si se sabe a ciencia cierta que usted va a perder antes de siquiera empezar el duelo. Consiste en hacer tres jugadas al azar y posteriormente conceder. Nota: en ciertos formatos como Legacy, es recomendable conceder después dos o incluso una jugada. Le sigue una conversación más o menos así:
GAMESMAN: Ah sí claro ya sé que está haciendo (el oponente acaba de hacer su jugada). Ok, concedo.
OPONENTE: ¿Qué?
GAMESMAN: Sí, digamos, es que usted juega esa carta y luego roba carta siguiente turno, verdad, agrega mana, hace el combo, etc
OPONENTE: Ajá…
GAMESMAN: A menos de que yo juegue algo en respuesta y usted sacrifique allá que, por supuesto no lo va a hacer…
OPONENTE: No.
GAMESMAN: Buen juego
OPONENTE: Sí.
GAMESMAN: Muy interesante juego, muy interesante. Le importa si le tomo una foto? ChannelFireball generalmente publica estas cosillas cuando se las mando.


Conclusión

Esta es apenas la punta del iceberg del Magicsmanship, pero es para que se hagan una idea. Por razones de espacio no puedo extenderme mucho y revelar todos los secretos de los gamesmen y gameswomen. Dejen sus dudas y comentarios que les serán apropiadamente contestados en su momento.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Frases de Star Wars y sus (imprecisas) traducciones

Hay varias diferencias interesantes entre las versiones en inglés, español ibérico y español latino de la Guerra de las Galaxias. Entre ellas está el nombre de R2-D2, que pronuncian erre dos, de dos (o sólo erre dos para abreviar) enla versión española, pero arturito en la versión latina. Pero quizás más importante son las frases inmortales de la saga, cuyas traducciones pudieron ser más precisas.

CASO 1: Una cuestión de fe

La frase es de Darth Vader en Una nueva esperanza.

Original: “I find your lack of faith disturbing.” (alrededor del minuto 1:30)



Versión española: "Su carencia de fe resulta molesta."



Versión latina: "Su falta de fe resulta molesta." (alrededor del minuto 7:30)
Carencia no es una palabra que, almenos en América, utilizamos a menudo con la palabra fe.



Mi versión: "Su falta de fe me resulta incómoda."
Mi problema con las versiones anteriores es que se pierde el hecho de que a quien resulta molesta la falta de fe es a Darth Vader específicamen…

Combate social usando las mismas reglas del combate físico

Tenía esperanzas de que en el libro Ultimate Intrigue viniera algún sistema de combate social tan sofisticado como el combate físico. Sin embargo, no fue así. Por lo tanto, me he dado a la tarea de pensar en algunas ideas que puedan ojalá mejorar los combates sociales, ya sea de D&D, Pathfinder u otros juegos de rol, utilizando las mecánicas ya existentes de dicho sistema cuando sea posible.
La idea detrás de este concepto es que un combate social no debe ser mecánicamente (muy) diferente de un combate físico. En 4a edición de D&D existían los skill challenges que algunos sagazmente utilizaron para hacer desafíos sociales. No obstante, un desafío de estos solo basa el éxito en completar cierto número de tiradas. Un combate debería ser algo un poco más complejo.
Echemos un vistazo a cómo funciona un combate normal: el personaje hace una tirada (ataca) y si tiene éxito hace una cantidad de daño. Cuando un personaje haya recibido daño en exceso de sus puntos de vida, el personaje…

Magia Naturalis, o cómo los druidas clasifican su magia

Habíamos hablado ya sobre la magia divina por lo que no se puede discriminar otro tipo de magia muy común que no es ni de origen arcano de celestial; la magia de los druidas.
Como dijimos en la anterior discusión, lo que es bueno para los brujos en términos de catalogar sus conjuros no es bueno para los clérigos y paladines. De esta forma, lo que es bueno para unos no lo es para otros. Y los druidas, quienes son estudiosos de la naturaleza y otras materias, poseen un sistema propio para agrupar los efectos extraordinarios que con sus rituales paganos tienen el poder y la potestad de originar. 
La técnica de los brujos, clérigos y los sortílegos difiere ante la de los druidas en tanto que los primeros utilizan tomos con instrucciones de órdenes semánticos, verbales y materiales, los segundos utilizan oraciones y libaciones, y los terceros utilizan nada más que su propia volición y sangre. Pero los druidas utilizan su profundo conocimiento para analizar la existencia misma de la natural…