miércoles, 11 de febrero de 2015

El problema con las películas (de horror)



Comparto al cien por ciento la frustración de este video. La gente suele ir al cine y gastar mucho dinero para ver una película que al final no les gusta... una y otra vez.

En parte, la causa de este fenómeno es el mercadeo: muchas películas no son realmente películas, son pequeñas herramientas de mercadeo, máquinas de dinero, máquinas de engaño. Son películas centradas en un trailer, un poster y una campaña publicitaria para engañar a las personas a comprar un boleto y unas palomitas. Nada más. El objetivo es que los clientes entren al cine. Una vez allí, no importa el resto. Y es muy claro lo poco que importa el resto, porque el resto es toda la película y suele ser decepcionante.

Por otra parte, están las expectativas: cada vez son más bajas. Ir al cine y salir decepcionado es parte de la rutina del zombi urbano común. Como se aclara en el video, aún hay buenas películas solo que A) no las dan en el cine y B) si las dan en el cine, la gente no las va a ver porque o 1) no se ajustan al patrón de mercadeo de las películas corrientes o 2) no cumplen sus bajas expectativas. Lo que es sumamente triste.
Publicar un comentario en la entrada