Ir al contenido principal

Reseña de Terminator: Salvation

Con el advenimiento inminente de Terminator: Genesis en el mes de julio, pensé en hacer una reseña de la película que la precede.

Lo primero que notamos en Salvation es el reparto: Christian Bale como John Connor, Bryce Dallas Howard, Helena Bonham Carter y el nombre Arnold Schwarzenegger nunca aparece. ¿Cuál película era esta, otra vez?

Parece difícil creer que pueda tener algo que ver con Terminator, con esos actores. Después de unas imágenes que nos recuerdan lo que estamos viendo, se nos muetra un texto que resume la primera y segunda película y nos sitúa en una línea de tiempo alternativa en la que el Día del Juicio sí ocurrió (la línea de tiempo original). Básicamente, se puede decir que cronológicamente Salvation está antes que The Terminator.

Motos, escenas de "toma el volante", automóviles chocando, explosiones, sip, es Terminator. Hablando de explosiones, la saga de Terminator siempre ha sido buena exagerando explosiones sin sentido, algo que se subvierte en esta película, donde dispararle a un tanque lleno de combustible (muchísimo menos era necesario para una explosión de dos cuadras en las películas anteriores) tiene un efecto completamente realista: un hoyo. Los personajes tienen que utilizar otros medios para poder propiciar el gran boom. En cualquier otra película sería digno de alabarse, pero en Terminator, el universo ya es así, altamente explosivo, cambiar las reglas del juego (o leyes de la física, como quieran ponerlo) a estas alturas es contradictorio y confuso. En Terminator esperamos que las cosas exploten, no esperamos realismo.

Las escenas holywoodenses hunden más la película y luego sabemos que Skynet quiere matar a Kyle Reese, lo que no tiene sentido y una vez más es un cambio de reglas muy tarde en el juego. Skynet va al pasado para evitar el futuro, ese es su modus operandi. Skynet no mata a alguien en el presente para evitar el pasado. ¿Qué pasa si Kyle Reese muere? Absolutamente nada. John Connor no va a empezar a desaparecer ni la foto de Sarah Connor va a empezar a desvanecerse. Esto no es Back to the Future, el tiempo no funciona de esa manera en este universo. En Terminator, las cosas que pasaron, pasaron. El futuro es el foco de concentración.

No obstante, el objetivo principal para Skynet, según podemos ver en uno de los T-600, es John Connor. Este pequeño detalle que dura solo unos segundos bien podría redimir todos los peros del párrafo anterior porque, a pesar de que la película se centre en que Skynet va tras Reese, al final vemos que Connor es el objetivo, lo que tiene mucho más sentido. Skynet pudo utilizar a Reese solo como señuelo para atraer a Connor.

Al fin y al cabo es una película que vale la pena ver. Llena ese vacío de qué fue lo que pasó antes de The Terminator y tiene alguna que otra sorpresa.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Frases de Star Wars y sus (imprecisas) traducciones

Hay varias diferencias interesantes entre las versiones en inglés, español ibérico y español latino de la Guerra de las Galaxias. Entre ellas está el nombre de R2-D2, que pronuncian erre dos, de dos (o sólo erre dos para abreviar) enla versión española, pero arturito en la versión latina. Pero quizás más importante son las frases inmortales de la saga, cuyas traducciones pudieron ser más precisas.

CASO 1: Una cuestión de fe

La frase es de Darth Vader en Una nueva esperanza.

Original: “I find your lack of faith disturbing.” (alrededor del minuto 1:30)



Versión española: "Su carencia de fe resulta molesta."



Versión latina: "Su falta de fe resulta molesta." (alrededor del minuto 7:30)
Carencia no es una palabra que, almenos en América, utilizamos a menudo con la palabra fe.



Mi versión: "Su falta de fe me resulta incómoda."
Mi problema con las versiones anteriores es que se pierde el hecho de que a quien resulta molesta la falta de fe es a Darth Vader específicamen…

Combate social usando las mismas reglas del combate físico

Tenía esperanzas de que en el libro Ultimate Intrigue viniera algún sistema de combate social tan sofisticado como el combate físico. Sin embargo, no fue así. Por lo tanto, me he dado a la tarea de pensar en algunas ideas que puedan ojalá mejorar los combates sociales, ya sea de D&D, Pathfinder u otros juegos de rol, utilizando las mecánicas ya existentes de dicho sistema cuando sea posible.
La idea detrás de este concepto es que un combate social no debe ser mecánicamente (muy) diferente de un combate físico. En 4a edición de D&D existían los skill challenges que algunos sagazmente utilizaron para hacer desafíos sociales. No obstante, un desafío de estos solo basa el éxito en completar cierto número de tiradas. Un combate debería ser algo un poco más complejo.
Echemos un vistazo a cómo funciona un combate normal: el personaje hace una tirada (ataca) y si tiene éxito hace una cantidad de daño. Cuando un personaje haya recibido daño en exceso de sus puntos de vida, el personaje…

Magia Naturalis, o cómo los druidas clasifican su magia

Habíamos hablado ya sobre la magia divina por lo que no se puede discriminar otro tipo de magia muy común que no es ni de origen arcano de celestial; la magia de los druidas.
Como dijimos en la anterior discusión, lo que es bueno para los brujos en términos de catalogar sus conjuros no es bueno para los clérigos y paladines. De esta forma, lo que es bueno para unos no lo es para otros. Y los druidas, quienes son estudiosos de la naturaleza y otras materias, poseen un sistema propio para agrupar los efectos extraordinarios que con sus rituales paganos tienen el poder y la potestad de originar. 
La técnica de los brujos, clérigos y los sortílegos difiere ante la de los druidas en tanto que los primeros utilizan tomos con instrucciones de órdenes semánticos, verbales y materiales, los segundos utilizan oraciones y libaciones, y los terceros utilizan nada más que su propia volición y sangre. Pero los druidas utilizan su profundo conocimiento para analizar la existencia misma de la natural…