lunes, 24 de febrero de 2014

El sistema Stanislavski en los juegos de rol


Konstantín Stanislavski revolucionó las técnicas de actuación en el teatro con un método para crear personajes más realistas. Quizás haya una o dos cosas que podamos aprender de sus técnicas.


El superobjetivo
Stanislavski decía que todo personaje debe tener un objetivo, algo específico que quieran lograr en cada escena. En el panorama general, deben tener un objetivo más grande que los motive durante toda la obra, lo que él llamaba el “superobjetivo”.


Para un juego de rol, el objetivo de cada escena es la misión, la aventura de la sesión: rescatar a la princesa, matar al dragón. ¿Pero cúal es el superobjetivo de cada personaje? Es importante que cada jugador escoja un objetivo general para su personaje, una meta, un destino. Hay formas mecánicas muy interesantes para manejar estos superobjetivos, me vienen a la mente los Destinies de Star Wars o los Story Feats de Pathfinder.


Tiempos
El sistema Stanislavski le enseña a un actor a dividir el texto de una obra en “tiempos” e identificar qué es lo que el personaje quiere (su objetivo), las cosas que se interponen en su camino (obstáculos) y cómo va a obtener lo que quiere (táctica). Además, él creía que es crucial entender el proceso mental del personaje para entender por qué su objetivo es importante para ellos y qué los impulsa a obtener lo que desean.


El “si mágico”
Uno de los principios fundamentales del sistema Stanislavski es el concepto de la motivación. Mientras que el objetivo le pide al actor mirar hacia adelante e identificar los deseos de su personaje, la motivación le pide mirar hacia atrás. La motivación es lo que impulsa al personaje y lo que los hace tomar las decisiones que toman. En un juego de rol esto no es otra cosa que el trasfondo o background del personaje.


El “si mágico” es una de las técnicas más importantes del método Stanislavski. Consiste en ponerse en el lugar del personaje, preguntarse “¿qué pasaría si yo estuviera en la situación del personaje, cómo me sentiría, qué haría?”. Suena como algo muy básico y obvio, pero antes de Stanislavski lo normal era que los actores representaran simplemente con expresiones sentimientos de miedo, asombro, alegría, etc., segun se les indicara, en lugar de ellos mismos ponerse en los zapatos del personaje y partir de ahí.


¿Qué otras técnicas de actuación conocen que pueden enriquecer los juegos de rol? ¿Cuáles otras mecánicas existen en los juegos de rol que hagan cumplir las reglas de Stanislavski?

Publicar un comentario en la entrada